Product was added to your cart

Gotas oculares especial alergias

Gotas oculares especial alergias

Con la llegada de la primavera, los alérgicos empezamos la que quizás sea nuestra etapa más dura del año.
En años como este, donde el sol aparece casi a diario, la floración se multiplica de una forma exagerada, por lo que el polen en el ambiente mantendrá un nivel alto y constante y así los síntomas de la alergia, aparecerán este año, antes y con mayor fuerza.
Pero como es costumbre en nosotros, no sólo te vamos a informar de la parte de las cosas, sino que vamos a hacerte ver que con una buena ayuda y la constancia necesaria, los síntomas de la alergia pueden llegar a controlarse, y así poder pasar la primavera de la mejor forma.
Antes de nada debemos recordar que lo a lo que llamamos alergia, en sí, no es ninguna enfermedad, sino que son simplemente un conjunto de síntomas consecuencia de una respuesta exagerada de nuestro sistema inmunitario ante ciertas sustancias (como ciertos pólenes, alimentos, animales…) que nuestro organismo detecta como extraños contra los que luchar, y a los que llamamos alérgenos.
En cada persona, la respuesta ante mismo alérgeno es distinta, por lo que los tratamientos también son distintos y por ello deben ser prescritos de una forma individualizada.

Evitar el suplicio de la alergia.
Una vez hemos pasado por la consulta de un alergólogo y tenemos un diagnóstico concreto de nuestro tipo de alergia, es cuando podremos obtener un tratamiento certero y eficaz.
La inmunoterapia a través de vacunas, suele ser el paso más eficaz para controlar los síntomas alérgicos. Esta vacunación se puede realizar de distintas formas, según el periodo de tiempo que pase entre cada dosis, ya que puede ser mensual durante todo el año o bien con unas dosis más altas, mediante un tratamiento de choque justo antes de la época en la que afecte nuestra alergia.
A partir de ahí, el siguiente paso es controlar a liberación de histamina por nuestro cuerpo, ya que ella es la responsable de la respuesta exagerada de nuestro organismo. Controlando esta liberación, controlaremos los síntomas, y una vez más, insistimos en que para cada persona hay un tratamiento eficaz distinto. Sólo en tu alergólogo o en tu farmacia podrán aconsejarte de la mejor manera.

“Ojos alérgicos”
Unos de los órganos más damnificados por la alergia suelen ser nuestros ojos. El picor, lagrimeo, enrojecimiento e inflamación suelen aparecer siempre que la alergia empieza a dar síntomas.
Para ellos, independientemente del tratamiento que usemos para nuestra alergia, el uso de colirios es la mejor forma de cuidarlos.
Hay distintos tipos colirios que podemos usar, ya que cada grupo es más recomendable para cada momento.

Antihistamínicos: Son usados casi siempre en momentos de crisis estacionales.
Los antihistamínicos clásicos, son de acción rápida aunque poco prolongada en el tiempo por lo que hay que aplicarlos con demasiada frecuencia.
Por otro lado, están los antihistamínicos de nueva generación que tienen un mejor poder antihistamínico y poder vasoconstrictor.
Además incluso los hay de doble acción, compuestos por antihistamínicos y estabilizadores de mastocitos, así con ellos a parte de controlar los síntomas en las épocas de crisis, también podremos prevenirlos a largo plazo.

Antiinflamatorios: En este grupo nos encontramos los estreoídicos, que usamos en momentos de crisis, y los no esteroídicos que se usaran como preventivos.

Estabilizadores de mastocitos puros: Su efecto no es inmediato, se empiezan a notar a partir de las 48 horas alcanzando su máximo efecto a los 12 o 14 días. Los usaremos como preventivos, o como vimos asociados a antihistamínicos en momentos de crisis. (TILAVIST, CROMOBAK)

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code